En 1930, nuestro fundador Kiichiro Toyoda, formuló dos preguntas cuya respuesta expresa nuestra filosofía.

  • ¿Qué pasaría si un fabricante se impusiera el objetivo de lograr que sus productos tuvieran cero defectos?
  • ¿Qué pasaría si sus empleados adoptaran como un propósito de superación personal la fabricación con cero defectos?

En 1950, su hijo, Eiji Toyoda, junto con su genio de producción Taiichi Ohno, tomaron esa filosofía y la transformaron en un hecho real. Estudiaron los métodos de producción en masa, discurrieron formas de mejorarlo y revolucionaron el mundo de la manufactura, al desarrollar el Toyota Production System.

Comprender a fondo la importancia de ese logro ha sido el propósito de libros enteros. Sin embargo, la explicación esencial se centra en torno a una serie de conceptos. Conocer estos conceptos expresa los valores de los procesos de producción, el trabajo realizado por los equipos de ingeniería, y desde luego, lo más importante, la alta calidad de cada automóvil que lleva la marca Toyota.

PRODUCCION MULTIMODELO

La Producción multimodelo es un concepto que se implanta en todas las plantas Toyota a nivel mundial. Consiste en agrupar a los asociados Toyota en equipos de producción. En cada equipo se entrena a los asociados en las labores de los otros equipos. Este enfoque logra tres grandes ventajas.

Conocimiento a fondo

Nuestros asociados conocen su trabajo a detalle y fortalecen así su carrera. No trabajan miles de horas al año haciendo lo mismo en el mismo puesto. Todos son profesionales de la tecnología que tienen un conocimiento amplio de lo que les toca hacer.

Versatilidad de la fuerza de trabajo

Un trabajador entrenado para múltiples tareas puede reemplazar a cualquier compañero cuando sea necesario. Esta flexibilidad hace posible el método de obtención de piezas “kanban”. ¿Qué significa? Que cada pieza se fabrica de acuerdo a la demanda de producción. Si la demanda baja, en una fábrica cualquiera las piezas se acumulan y el “kanban” no se cumple. Pero el entrenamiento múltiple permite que un empleado desarrolle otro tipo de trabajo. Así, cada pieza, cada proceso, se efectúa cuando se necesita, con la rapidez que se necesita: “justo a tiempo”.

Camaradería

El tipo de entrenamiento Toyota cultiva el desarrollo de la camaradería. Los desafíos aparecen –después de todo, los automóviles son instrumentos de precisión– pero siempre que alguien necesita ayuda, cuenta con sus compañeros, que pueden prestársela. Todos ganan.

En síntesis, los asociados Toyota son individuos dentro de un equipo que se ayudan los unos a los otros para lograr el éxito.